IMG_4575

Siete consejos para aumentar sus pre-reservas (citas previas) para mayores beneficios

Uno de los mayores retos de ser propietario de un salón o peluquero es la retención de clientes. Las estadísticas muestran que sólo un aumento del cinco por ciento en la retención de clientes puede conducir a un aumento en los beneficios de entre 25 y 95 por ciento.

La pre-reserva mantiene a los clientes que entran por la puerta, ayuda a predecir los ingresos y asegura que los clientes obtengan sus citas deseadas. La retención de clientes mejora drásticamente si los clientes salen con su próxima cita ya establecida. “La pre-reserva también puede ayudar a evitar complicaciones durante la próxima reserva, y para salones como el nuestro con un clima de negocios muy estacional, la pre-reserva definitivamente ayuda a mantener unos ingresos estables durante nuestra temporada baja,”.

La pre-reserva aumenta la frecuencia de las visitas, y aumentar las visitas de tus clientes en incluso dos más por año afectará significativamente tus ingresos. Las mayores visitas también pueden aumentar tu promedio de facturación a través de ventas al por menor, ventas adicionales, ventas cruzadas, y complementos. Como resultado de aumentar su frecuencia de visita, el cliente es más feliz y no tiene que esperar hasta que su pelo haya crecido o tenga raíces. Si el sistema de pre-reservas no es ya la cultura en tu salón, tenemos 7 consejos para ayudarte a empezar.

1.Educa a tu cliente sobre su estilo.

Recuerda a tus clientes que el mantenimiento es clave para mantener la integridad de su look. La espera demasiado larga entre las visitas puede afectar a la labor que debe realizarse en las citas subsiguientes, lo que implica más tiempo en la silla de la peluquería o incluso mayores gastos para el cliente. La cita previa garantiza que tendrán una cita cuando la necesiten.

2.Explica el valor de la pre-reserva.

Cuando los clientes no reservan con antelación, a menudo tratan de “hacerse hueco” entre citas. Recuérdales que quieres proporcionarles el mejor servicio posible cada vez, y que “hacerles un hueco” dará lugar a un servicio apresurado que no está a la altura de tus estándares.

3.Ofrece incentivos para pre-reservar.

Tanto al peluquero como al cliente les gusta ser recompensados, por lo que al ofrecer incentivos sencillos como tarjetas regalo para clientes que constantemente reservan con antelación, o premios para peluqueros que consigan que sus clientes reserven con antelación, se anima a todos a participar.

4.Házlo divertido.

Realiza un sorteo cada mes para los clientes que hayan pre-reservado sus citas. Los premios de la rifa pueden ser cestas de regalo de productos, tarjetas regalo o servicios específicos. Regalando servicios específicos, el salón también gana. Los clientes tienen la oportunidad de probar servicios mejorados que quizá disfruten tanto que les hará cambiarse a reservar estos servicios en el futuro.

5.Haz que la pre-reserva sea conveniente.

Los clientes quieren salir por la puerta rápidamente después de sus servicios. Para evitar alargar su espera para pagar en recepción, anima a tus peluqueros a que sus clientes reserven su próxima cita mientras se les está haciendo el servicio. Los peluqueros deben tener acceso a su horario y al historial de visitas del cliente durante la visita para que puedan ofrecer una fecha y hora ideales para que el cliente regrese para su próxima cita.

6.Recuerda a tus clientes que el tiempo que pasen en tu silla es cuidado para sí mismos.

Los clientes a menudo dudan en pre-reservar porque tienen horarios frenéticos, especialmente en verano, con vacaciones y los niños fuera de la escuela. Al recordarles la importancia no sólo de cuidar su cabello, sino de su bienestar general al venir al salón, hace que nos tengan en mente y ofrece a los clientes con horarios agitados una manera de relajarse.

7.Si un cliente tiene un plazo de tiempo muy específico, la pre-reserva es esencial.

Asegúrate de que tus clientes entiendan que, especialmente durante las temporadas de trabajo como “la vuelta al cole” y vacaciones, es posible que no sean capaces de asegurar su cita en la fecha y hora deseada a menos que realicen una pre-reserva. Así crearás una sensación de urgencia en torno a la pre-reserva y, lo más importante, la necesidad de mantener su próxima cita.

Y si un cliente ya cumple el venir cada cuatro +- seis semanas para su mantenimiento, sigue adelante y resérvale múltiples citas para el futuro, sólo asegúrate de usar correos electrónicos o mensajes de texto para evitar que el cliente no se presente a la cita y cancelaciones de última hora.

¡Con recordatorios, incentivos y un proceso de pre-reserva en marcha, cada cliente tiene el potencial de convertirse en un cliente habitual!

Share This Post

Post Navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*